Efectivos de la Policía Bonaerense y Gendarmería reprimieron esta mañana a trabajadores de Cresta Roja mientras bloqueaban la planta de Ezeiza por posibles nuevos despidos, en un “nuevo plan de reactivación” del gobierno de Mauricio Macri. El objetivo es despedir a 500 personas.

En diálogo con el programa radial Crónica Anunciada, por FM La Patriada, el operario José Luis Leiva denunció que Gendarmería reprimió con carros hidrantes y balas de goma. “Hoy trabajan la mitad de los trabajadores que estaban en 2015”, reveló Leiva, y agregó: “El Gobierno dice que ayuda a los que menos tienen y no están cumpliendo. No tenemos plata para darle de comer a nuestros hijos ni obra social.”

A partir de las 6 de la mañana, las fuerzas de seguridad comenzaron a perseguir y reprimir a los trabajadores por las calles del barrio La Unión, en Ezeiza, hasta la ruta 205 y las vías del ferrocarril que va hacia Cañuelas, donde volvieron a intentar reagruparse. Allí fueron nuevamente reprimidos y desalojados violentamente por las fuerzas policiales y la Gendarmería.

Según informó el portal La Izquierda Diario, habría dos personas detenidas. Por otro lado, hay numerosos trabajadores heridos con balas de goma después del brutal accionar de las fuerzas represivas.

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here