Los vecinos están con mucho miedo y pide a las autoridades policiales que recorran el sector para detenerlo. «Hace unos días mutiló la cola de perrito callejero que los vecinos alimentamos» cuenta una de las vecinas muy preocupada.