La comisaria de Playa Unión inició en las últimas horas los controles preventivos en la previa del Día de la Primavera y los festejos por la semana del estudiante.

En ese marco, durante la noche del jueves y la madrugada de este viernes se intervino en dos fiestas privadas, en las cuales se constató la presencia de una importante cantidad de jóvenes, en su mayoría menores de edad.

La primera intervención se dio en una reunión que se daba en una vivienda particular donde se constató la presencia de alrededor de 50 jóvenes. Desde ese lugar se pudieron comunicar con los padres de los menores, y fueron varios los que expresaron que no estaban al tanto del evento.

La otra intervención se produjo alrededor de las 4 de la mañana en una vivienda donde se habían concentrado cerca de 100 adolescentes. La policía se comunicó con la madre de la joven que dijo que estar a cargo del lugar y la mujer expresó que su hija le había pedido la casa a su abuelo para juntarse con cuatro amigas, pero se fueron sumando jóvenes y se llegó a un centenar de personas.

La propia menor reconoció a la policía que en un momento fue imposible controlar el ingreso de jóvenes y que muchos de ellos ni se conocían.

En este caso se trabajó de manera directa con el servicio de protección de derechos

Fuente: Diario Jornada