El siniestro ocurrió en un taller de barrio Progreso y los mecánicos alcanzaron a sacar el vehículo a la calle. Tardaron casi 40 minutos en sofocar el siniestro

Un vehículo de competición quedó completamente destruido por el fuego y la rápida reacción de un grupo de personas impidió que las llamas afectaran el taller donde estaba el vehículo.

El siniestro se registró esta mañana en un taller de Ecuador y Buenos Aires de Trelew, donde se encontraba el auto Nº 88 de la categoría Gol 1.6, el cual estaba siendo preparado para la competencia que se disputará este fin de semana en Comodoro Rivadavia.

En un momento el auto comenzó a incendiarse y los alcanzaron a retirarlo del lugar y llevaron hasta la mitad de la calle, donde al llegar los bomberos voluntarios se encontraron con un incendio generalizado que tardaron más de 40 minutos en sofocar.

Según los testimonios recogidos en el lugar, el siniestro se habría iniciado con una explosión debido a que habría rebalsado combustible del vehículo.

El auto, con el que corre el piloto Lucas Aguilar, resultó completamente consumido por el fuego, aunque aún resta saber si la estructura servirá a futuro.

Fuente: Diario Jornada