Juan Fernando Quintero, habla de la actualidad y su futuro en River.

Juan Fernando Quintero, antes de retirarse del complejo Solanas de Punta del Este (Mario Quinteros).

“Bueno, sí. Realmente estamos muy contentos. Hay cosas que van a quedar marcadas de por vida, pero ahorita tenemos que tener la mentalidad y otra determinación para afrontar lo que se viene porque es nuevo”, arranca la charla mientras sus ojos se pierden por infinitos lugares de la sala: pocas veces mira a los ojos. Parece mentira, pero el jugador que conquistó el Bernabéu con el gol que dio vuelta la historia en la final más emblemática de la Libertadores todavía guarda cierta timidez.

-Rafael Santos Borré dijo públicamente que ojalá ustedes dos puedan seguir haciendo mucho lío en River y en la selección de Colombia por mucho tiempo más, ¿Te imaginás lo mismo?

-¡Claro, claro! Lo he hablado con él. Es un jugador que creció mucho en este último tiempo y que cada día evoluciona más. Me pone muy contento y ojalá podamos compartir mucho tiempo y que sigamos consiguiendo objetivos. Ojalá la vida y el fútbol siempre nos encuentre juntos.

-¿Cuánto creciste vos en este último año?

-Mucho, mucho… Hace alrededor de dos año tuve que cambiar de mentalidad por diferentes situaciones de la vida que me pasaron en el fútbol. Y llegué a un club donde exploté mis cualidades y donde mis compañeros me ayudaron demasiado. Me acompañaron siempre, el cuerpo técnico me exigió al máximo y, al final, me preparé y pude demostrar en 2018. Espero que este año, con todo lo viví, logre seguir creciendo porque ése es el camino.

-¿Llegar a River fue la mejor elección que podrías haber tomado?

-Sí, sin dudas. Estoy muy contento y agradecido con las personas que me ayudaron a llegar a River. La gratitud y el cariño es recíproca, y lo menos que puedo hacer es disfrutar, devolverles esa alegría en el medio del campo. Y ya vimos lo que pasó a final de año…

-¿Es verdad que en un momento te sedujo la oferta que te llegó desde el fútbol de China a finales de 2018?

-Bueno, sí fue algo que consideré en ese momento. Yo estaba en el Mundial de Clubes y por eso no quise pensar en eso. Luego hablé con mi familia y con otras personas y tomé la decisión de no irme a jugar a China. No era el momento oportuno…

-¿La gente se puede quedar tranquila de que te va a tener para lo que viene?

-¡Siempre! Sí, porque la verdad que yo siempre digo que vivo el día a día, y hoy estoy en River, tengo mi mentalidad acá y no sé qué pueda pasar mañana. El mañana es incierto siempre. Pero por mi parte estoy muy contento, además me siento muy orgulloso de pertenecer a este grupo que es tan especial. Disfruto todo aquí.

-¿Integraste alguna vez un grupo así, tan ganador?

-¡Nunca!

-¿Ésa es una de las claves de este River?

-Sí, porque hay jugadores pero también todos sabemos entender el mensaje. Que nada es individual, que todo es del grupo y estamos unidos. No es casualidad lo que pasa…

-¿Cuántas veces viste el gol que le hiciste a Boca en el Bernabéu?

-Bueno, tengo que serte muy sincero: no muchas…

-¿Por qué?

-Porque… Porque fue difícil llegar hasta donde llegamos, sufrimos mucho. No te voy a negar de que lo vi, pero tampoco me quedo solamente en eso. Pienso en que la vida sigue. Hay que recordar ese título con amor, quedará por siempre. Ese gol no tengo que verlo yo sino los hinchas, je. Sé que acabó siendo algo muy valioso, pero sobre todo lo fue el triunfo, el que nos llevó a ganar la Copa Libertadores. Va a ser algo que lo llevaré hasta en la piel…

-Hablás del tatuaje que te hiciste en la pierna con la Copa. ¿Dolió?

-¡Sí que dolió, ja! ¡Mucho! Pero dolió más todo lo que sufrimos para ganar la Copa…

-¿Por eso tiene aún más valor?

-Claro. Vamos a darle valor suficiente porque tenemos este año otra gran oportunidad.

El tatuaje de Quintero por la Copa Libertadores (Instagram).
-¿Cuánto tuvo que ver Marcelo Gallardo en tu presente?

-Bueno, él es la cabeza del grupo. Es la persona que nos da el mensaje para que nosotros después lo traslademos al juego en la cancha. Y lo entendemos. Es el gran artífice de todo lo que pasó. Para nosotros es un orgullo tenerlo como entrenador.

-El 8 parece que te sienta bien…

-Sí. Bueno, nunca lo había tenido, pero estoy muy contento con todo lo que me pasó con el 8 (risas).

-Los lectores de Olé te eligieron como el heredero ideal de la 10 del Pity. En la Superliga no se puede cambiar, pero sí en la Libertadores. ¿Y si Gallardo te la da?

-Y, no lo sé… Yo no pienso mucho en los números que visto, sino en disfrutar cada momento y cada día… Lo que importa es la actitud y la determinación con la que entrás al campo. La 10 es una camiseta muy especial en este club, y el que la tenga que usar, ojalá lo haga muy bien. Si me toca ponérmela a mí sería un gran orgullo. Me sentiría muy orgulloso de usar la 10 de River. Todos sabemos lo que representa.

-Sin el Pity Martínez, tu nombre es el que se impone para darle juego a River en este 2019. ¿Eso te genera presión?

-¿Y por qué voy a sentir presión? Sin dudas que el Pity dejó un legado en River, pero yo trato de disfrutar al salir al campo sin importar que las cosas salgan bien, regular o mal. Para mí no resulta una presión porque el fútbol es mi pasión, es lo que yo descubrí desde pequeño y lo que Dios me lo dio. Me entreno a diario para dar lo mejor. Qué presión, si al final tenemos que disfrutar de esta carrera…

-Ya disfrutaste bastante y un momento único, como ganar la Copa más importante de la historia.

-¡No! ¡Con eso no basta! No soy de ésos… La vida sigue ym si nos vamos a quedar en el pasado, será todo difícil.

-¿La selección Colombia es uno de tus objetivos que te trazás para el 2019?

-Siempre, siempre. Como colombianos queremos defender a nuestro país, ya defendí esos colores en dos mundiales y es algo muy bonito. Ahorita tenemos una Copa América que es muy llamativa para nosotros y ojalá nos vaya muy bien.

Juan Fernando Quintero, entrevista con Olé.

¿Que opinás?

comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here