Ante su inminente partida de Boca, el futuro de Pintita es una incógnita a sus 33 años. Mientras continúa con la recuperación de su lesión, el retiro es un fantasma que merodea la cabeza del volante.

Resultado de imagen para gago se va de boca

La primera lesión de Gago en su segundo ciclo en Boca fue un desgarro que acarreó desde su paso por Vélez y que retrasó su debut. En el arranque del 2014, sufrió una distensión de ligamento en la rodilla izquierda que puso en jaque su presencia en el Mundial, al que finalmente terminó yendo. En su vuelta de Brasil, empezó el historial de lesiones contra River. La primera fue en la vuelta de la semifinal de la Copa Sudamericana 2014 que terminó con derrota para Boca y con Gago con una distensión en el aductor derecho.

En septiembre del 2015, volvió a caer en la camilla contra el Millonario, cuando se rompió el tendón de Aquiles, lesión que lo marginó casi medio año de las canchas, en una visita de Boca al Monumental. La tercera contra River fue en abril del 2016, cuando a Pintita se le volvió a cortar el mismo tendón en un empate sin goles en la Bombonera.

Contra todos los pronósticos, Gago se recuperó y volvió en un gran nivel. Figura en Boca, se metió en la consideración de Jorge Sampaoli y era un número puesto en la lista de la Selección para el Mundial de Rusia. Sin embargo, el 5 de octubre, en un decisivo partido de Eliminatorias contra Perú, se rompió el ligamento cruzado anterior y el ligamento lateral interno de su rodilla derecha.

A sus 32 años, encaró nuevamente la recuperación y, cuando parecía que finalmente estaba de vuelta, tuvo un último episodio fatídico: se rompió el tendón en la final de la Copa contra River.

Tras 199 partidos en Boca, la era Gago parece haber llegado a su fin. Seguirá en otro club o colgará los botines, pero en Brandsen 805 ya no hay lugar para él.

¿Que opinás?

comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here