La constante pérdida del poder adquisitivo llevó en el último año a una situación dramática y el 2019 no se proyecta como un alivio.
La constante pérdida del poder adquisitivo de los jubilados llevó en el último año a una situación dramática y el 2019 no se proyecta como un alivio. Es por esto que el Sindicato de Trabajadores Pasivosconvocó a una movilización para el 28 de marzo.

A través de un comunicado, el gremio definió protestar a fines de este mes en la puerta del PAMI Central, ubicado la Ciudad de Buenos Aires, y en las delegaciones locales del interior del país.

¿Qué reclaman los jubilados? Adecuadas prestaciones en salud y servicios sociales, devolución de los medicamentos gratuitos al 100%, que no se cierren las delegaciones locales de PAMI, y la restitución de la obra social a manos de los jubilados y trabajadores, constituyéndose un directorio.

De acuerdo a un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), el salario de los jubilados, pensionados y beneficiarios de la asignación universal por hijo volvería a perder frente a la suba de precios para 2019. El relevamiento proyectó la evolución de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) para el segundo semestre.

En esa línea, IARAF sostuvo que la caída de los haberes tendría lugar “independientemente del sendero que transite el RIPTE en el primer semestre”. De acuerdo a los aumentos previstos para los primeros seis meses, el haber jubilatorio mínimo ascenderá a $ 10.411,1 en el mes de marzo y a $11.534 en junio.

¿Que opinás?

comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here