El dedo Verde va derecho a un asunto que dejó de ser tabú desde hace rato. Todos los días hay más data y cada vez menos gente la ve como una amenaza para la sociedad.

En 2013, Uruguay se convirtió en el primer país de la región en legalizar el consumo recreativo de la marihuana. A medida que han pasado los años, hay más información disponible acerca del Cannabis, por lo que la población puede cambiar los prejuicios que tiene acerca de esta droga.

Con una situación legal compleja y sin solución a corto plazo, Argentina se encuentra entre los países que rinde mayor culto hacia la marihuana. Dentro de esta contradicción, la prohibición a la tenencia y el consumo en la vía pública evidencian la inoperancia judicial y la falta de aggiornamiento.

Si bien en nuestro país el consumo es presuntamente legal desde 2009, el riesgo de fumarse una sequita en la vía pública es altamente riesgoso y, de hecho, supone un grave delito. Si todo sale mal, hasta podés cumplir unos años en prisión.

Ahora bien: ¿Qué pasaría si se aprobara la ley de legalización de la marihuana en Argentina? ¿Aumentaría drásticamente el consumo? Difícil que suceda eso: en todos los países en los que se cambió dicha ley, las estadísticas mostraron una disminución marcada de usuarios. Control estatal, concientización y educación para un consumo prudente son algunas de las causas.

La nicotina y el alcohol (por nombrar algunos ejemplos), son más dañinos para la salud y más aún si hablamos de personas con consumo habitual de dichas sustancias. Cáncer, problemas severos de hígado y trastornos mentales y sociales provienen del excesivo uso y desuso de dos íconos sociales que, irónicamente, son completamente legales.

Ya lo sabemos: si queremos cambiar el panorama actual, el clave abrir la mente y ver todo a nuestro alrededor.