Carlos Calvo (66) ingresó el pasado sábado al Sanatorio de la Trinidad ubicado en Palermo, por una infección generalizada producto de una mala colocación de una sonda vesical.

El actor había sido tratado en octubre pasado por una infección urinaria y, en esa ocasión, se había explicado que se debía al deterioro de su estado general de salud, a raíz de los dos ACV que sufrió.

El primero de ellos se produjo en 1999 y el otro en 2010, lo cual lo dejó en una situación general que requiere de cuidado permanente por sus grandes dificultades para moverse.