El abogado de Vicky Xipolitakis, Martín Francolino, elevó el pedido de una medida cautelar contra Javier Naselli, ex marido de la mediática y padre de su hijo Salvador. El banquero podría quedar detenido en su domicilio o tendría prohibido salir del país.

"Conforme a la veracidad de los hechos investigados y a efectos de asegurar la comparecencia del requerido proceso, solicito disponga el arresto domiciliar o prohibición de la salida del país", expresa Francolino en la medida presentada.

El argumento que brinda la defensa tiene que ver con la posibilidad de que Naselli se fugue o entorpezca la investigación. "Considerando estar en presencia de un caso de peligro de fuga o entorpecimiento del proceso, la querella solicita el dictado de medidas cautelares que limiten la libertad ambulatoria del requerido como la prohibición de salir del ámbito territorial que determine o arresto en su propio domicilio o en el de otra persona", se añade en el escrito.

El abogado enfatiza en los antecedentes del denunciado siendo que se formó profesionalmente en distintos países y que trabajó en muchas ciudades. "Los antecedentes y circunstancias del imputado permiten sospechar que éste intentará substraerse de las obligaciones procesales", afirma.

En el documento se detalla parte de la declaración de Naselli donde confirma que estudió en Córdoba, que luego continuó en Japón y que trabajó en Tokio, Suiza y Nueva York y que "no veía televisión" por lo que "desconocía a la denunciante".

Asimismo, se deja en claro que Naselli tiene bienes en Estados Unidos y que posee un poder adquisitivo muy alto que le facilitaría la posibilidad de fuga o entorpecimiento de la investigación.

Si la Justicia acepta el pedido de la cautelar, Naselli podría estar en prisión domiciliaria o podrían impedirle que salga de su país de residencia (Estados Unidos) hasta la audiencia.