Javier Bazterrica, saltó a la fama conocido tristemente como “El Gigoló”, distinguido por sus lujosos gustos y ostentación, en el día de ayer fue condenado a dos años y medio de prisión en suspenso por estafar a cinco mujeres, el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº 7 lo encontró culpable de dos crímenes cometidos entre 2009 y 2015. Los delitos por los cuales fue imputado involucraron la “estafa reiterada en cinco oportunidades en concurso real hurto agravado por haber sido cometido mediante utilización de llave retenida; amenazas coactivas; y daño”.

Cabe mencionar que si bien Bazterrica no irá detenido, al ser una pena “en suspenso”, el culpable deberá notificar su domicilio y permanecer durante tres años bajo la supervisión de Control y Asistencia para la Ejecución de la Pena.