La joven que asesinó a su novio, Nahir Galarza, aseguró que estaba embarazada de cinco meses pero fue desmentida por los médicos del Penal N°6 de Paraná. 

La misma había dicho que ocultó su supuesto embarazo por ‘miedo’ y su abogado pidió atención médica.

Al difundirse la novedad, el abogado defensor José Ostolaza solicitó al Superior Tribunal de Justicia "atención médica urgente" para su clienta porque estaba "descompuesta", contó a Crónica HD. Desde el Servicio Penitenciario de Entre Ríos aclararon toda la situación en la tarde del viernes.

La interna "fue revisada por una ginecóloga de la Unidad Penal 6 de Concepción Arenal, de Paraná, y también en el Hospital San Roque de esa misma ciudad, donde se le practicó una ecografía. No está embarazada”, notificó el director de la Penitenciaría entrerriana, Marcelo Sánchez.

Luego de la desmentida, Nahir quedó en el centro de la escena por su mentira.

Sin embargo, desde el entorno familiar de la joven aseguran que ella “no inventó nada". Y agregaron: "Aparentemente tuvo un atraso de dos meses por un desequilibrio hormonal porque había dejado de tomar las pastillas. Ella estaba convencida de que estaba embarazada. Hasta se descompuso y en realidad no fue una pérdida, sino que volvió a tene su período menstrual”