La hija de Jorge Rial fue a tatuarse junto a su nuevo novio, Enrique Sánchez. Todos los detalles de lo que se hizo con él.

La vida de Morena Rial no da respiro, y en la misma semana en la que confirmó su romance con Enrique Sánchez, el amigo suyo que pasó a ser “algo más” luego de la separación de Facundo Ambrosioni con una denuncia por violencia de género mediante, la joven de 20 años ya fue a tatuarse con su nueva pareja.

More volvió a contratar los servicios de Walkiria Tattoo, con quien se había realizado el tatuaje de una mujer con un vestido ayudando a caminar a un niño que viene pateando una pelota de fútbol, una clara referencia a su bebé, Francesco Benicio. "Vamó a tapar y a empezar otra vez, ¿Usted no aprende verdad? Para todo Game Over hay un play again", comunicó la tatuadora de la cantante en su cuenta de Instagram.

Morena ha pasado varios momentos traumáticos con las inscripciones que lleva en su cuerpo.  En enero del 2018, también se tuvo que tapar el nombre de un ex novio, Martín Casar, a quien llevaba en su antebrazo derecho. "Errores, uno siempre los puede cometer, solo hay que saber taparlos", fue lo que escribió la hija del conductor de Intrusos en esa ocasión, mostrando la rosa que eligió para cubrir el anterior diseño. Obviamente, Casar terminó haciendo lo mismo que ella pero con una imagen gigante de su mascota.

En mayo del año pasado, cuando estalló el escándalo de la pelea con su papá, More quiso suicidarse cortándose las venas que se encuentran por debajo del tatuaje que tiene el nombre de él. “Fue porque lo odio”, aseguró la hija del periodista en ese entonces.

https://www.instagram.com/p/Bz6ngJ8hNwU/?utm_source=ig_embed

Fuente: Exitoina