La hija de Ricardo Fort lució un vestido de 9 mil cristales y se instaló en la Suite Presidencial del reconocido hotel. Con motivo de sus quince años, Marta organizó este sábado un mega evento para festejarlo junto a sus familiares y amigos. El armado llevó un tiempo aproximado de un año en el cual la menor visitó los salones más importantes de Buenos Aires para finalmente quedarse con el Faena Arts Center de Puerto Madero. Hija de Ricardo Fort mediante vientre subrogado, la joven Marta Carolina Fort y su hermano Felipe Segundo nacieron el 25 de febrero del año 2004 en Los Ángeles. La fiesta se desarrolló en ambas plantas de la sala Molinos. Un espacio de casi 1500 metros cuadrados con pisos de Mármol de Carrara y 12 metros de altura, ventanales de 9 metros y una plaza seca. A las 21.30 horas comenzaron a llegar los invitados quienes ingresaban por un túnel de Art Light para dejarle mensajes a Marta. La recepción duró una hora y media. A las 23, Marta salió junto a Gustavo Martínez -ex pareja de Ricardo y tutor legal de los mellizos desde hace dos años- a saludar a la prensa presente, contestó algunas preguntas y pidió que brinden con ella agradecida por la convocatoria. Los cronistas además le cantaron entre todos el "Feliz cumpleaños". Al finalizar este encuentro de apenas unos minutos se produjo la tan esperada entrada. En las pantallas apareció un videoclip producido y dirigido por Benjamín Furland, quien fuera el elegido por Ricardo Fort para la primera campaña de FortMen, como introducción al show de King Of Night, un cuerpo de tres bailarines con trajes LED que hicieron una performance llena de tecnología y destreza junto a dos acróbatas aéreos que se descolgaron del techo en telas al ritmo de Artic Monkeys. Marta apareció detrás de una espesa cortina de humo al "explotar" mediante efectos especiales la pantalla. Fue recibida al bajar del escenario por Felipe, Gustavo y Marisa, su familia.