Es inminente la audiencia de apertura de investigación en la causa por las obras escolares que tiene como cabeza de los delitos que se imputan a la ex ministra de Educación, Graciela Cigudosa

Hasta ahora se ha hecho foco sobre establecimientos escolares de Rawson y Playa Unión, aunque los fiscales pedirán un mayor plazo para verificar si hubo hechos ilícitos con escuelas en Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia.

El Estado desembolsó como forma de pago un adelanto del 50% $ 1.400.000. La investigación tiene como hipótesis el armado simulado de concursos de empresas para direccionar las licitaciones y luego establecer sobreprecios de más del 500% de su valor en el mercado en materiales.

En diálogo con el programa A Tiempo que se emite por Cadena Tiempo, el fiscal Alex Williams indicó que como cabeza de la defraudación al Estado aparece Cigudosa y que la pena máxima que podría caberle sería de seis años.

“Las penas tienen indeterminación, la administración pública fraudulenta aparece con un mínimo de un año y un máximo de seis. Tenemos como luz de guía el alto reproche de hacer defraudaciones. Siempre proyectamos un reclamo con un pedido de pena más cerca del máximo. Y esto se justifica en que hemos recorrido escuelas que tenían una rajadura que hacía que se lloviera todo. En el mismo momento, se gestionó desde el Ministerio de Educación una estructura para defraudar al Estado lo que tiene un plus de reproche. No es lo mismo defraudar al Estado con la calidad de un material, que con la necesidad de reparar un edificio donde los chicos van a estudiar”.

Adelantó el fiscal que pedirán mayores plazos. “Se va a solicitar que esta investigación tenga un plazo complejo, extender el plazo de la investigación por la necesidad de controlar la situación de las escuelas de Madryn y Comodoro porque habría una situación similar de acuerdo a ciertos indicios. Son alrededor de 70 escuelas. Lleva una buena cantidad de días y el recurso es escaso”.

En cuanto a las responsabilidades, echó por tierra la incidencia que podrían haber tenido los directores de escuela y apuntó directamente a la ex funcionaria: “Conocimos que las resoluciones presupuestarias tienen una codificación no le permite al director disponer el dinero para otras cosas. Cuando los directores se encontraron con que tenían en las cuentas de las escuelas un dinero, el dinero estaba asignado para pagar a una empresa. No hubo margen discrecional que cupiera para los directores. Hubo varios testimonios donde la empresa se presentó a pedir el cheque y la directora tenía que verificar. Los privados iban a buscar el cheque con el 50%”.

“Los testimomnios públicos donde la funcionaria salía a defenderse se contradicen con los hechos. El director sólo podía hacer el cheque para la empresa seleccionada. Cuando revisamos el concurso, estaba direccionado. No hubo una resolución genérica. Recuperamos todos los cheques y están endozados a favor de Schmid”.

Para dar cuenta de la metodología delictual, ejemplificó: “Desde el ministerio en cabeza de la ex ministro se dictaron resoluciones ministeriales que disponen la reparación de escuelas con partidas presupuestarias para cada establecimiento para que ese pago se haga en cada escuela por un monto asignado se hace la última semana de enero, sin embargo los relevamientos del personal técnico de empresas siendo la misma persona la que lo realiza se empezó a hacer durante la primera semana de enero. Los particulares ya sabían que esas resoluciones iban a existir y son las que habilitan el acceso a las escuelas. Era el andamiaje administrativo de acuerdo a la necesidad de los privados para una presentación adecuada a las formas”

Fuente: Diario Jornada