Luego del acto por parte de Alberto Fernández y Cristina Fernández en la provincia de La Pampa, Hernán Torres Guerrero, quien es presidente del Partido del Trabajo y la Equidad en la provincia de Buenos Aires, espacio fundado en 2012 por el ahora candidato a presidente del Frente de Todos, espera un contundente triunfo el próximo domingo, pero se muestra preocupado “por el país devastado que dejan y por las irregularidades que día a día salen a luz”.
 

Hernán Torres es una persona de confianza del candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, y brindó sus sensaciones a éste portal web cuando restan tan sólo cuatro días para que se realicen las elecciones generales.

El presidente del Partido del Trabajo y la Equidad en la provincia de Buenos Aires manifestó su temor por dos temas puntuales: "Clientelismo M", a partir de la compra de votos en la provincia, y la manipulación de los números electorales por intermedio de Smartmatic, la empresa contratada por el Estado Nacional.

Los textuales:

Clientelismo M:

“Es realmente vergonzoso e inmoral que desde el ejecutivo intenten comprar los votos de 114 mil compatriotas, mayoritariamente de la provincia de Buenos Aires mediante el pago de cinco mil pesos en forma discrecional y que  tendría que ser destinado a la población más vulnerable”.

“Tenemos que destacar la medida cautelar de la jueza María Servini. La misma deja bien claro que este gobierno es mentiroso y corrupto. Mientras que nosotros queremos reconstruir la cultura del trabajo, el gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal planea cómo comprar votos de los sectores más vulnerables".   

"Todo digitado desde el Ministerio de Producción y Trabajo por Dante Sica y sus funcionarios que sin dudas deberán dar una explicación de estas irregularidades y de muchas otras".

"El ex Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social  cuenta con herramientas que podrían servir para terminar con esta sangría de trabajadoras y trabajadores en la calle. Se llama Programa de Recuperación Productiva (REPRO), pero en cambio intentaron comprar votos entregando planes sociales. ¡Hay que generar las condiciones para generar trabajo! No entregar dádivas".

La posibilidad de la manipulación de datos electorales:

“En vista de estos hechos que demuestran hasta qué punto el oficialismo es capaz de faltar a la ley, también tenemos que cuidar cada voto emitido”.

“No nos preocupa la fiscalización, porque nosotros tenemos la experiencia y las mujeres y hombres con voluntad política de sentarnos en las mesas y fiscalizar mesa por mesa. Lo que nos pone en guardia es  la manipulación de la información y el desarrollo de los sistemas informáticos. No podemos olvidar que la empresa contratada por el gobierno en forma directa de manera unilateral fue observada en cada lugar del mundo donde desarrolló el recuento de votos. Por eso estamos muy alertas y para ello contamos con técnicos que auditarán, pero no tenemos el control que tiene el Estado Nacional”.

“Esta semana tenemos el acto en Mar del Plata y esperaremos cautos al domingo 27, pero la verdad que estamos ansiosos por comenzar a trabajar desde el gobierno para cambiar este penoso presente que tanto angustia al pueblo argentino”.

“Alberto Fernández va a ser un gran presidente de un gran país, y lo será a través de las acciones y políticas de gobierno que va a tomar frente a la angustiante realidad. Va a ser el presidente que motorizará la reactivación económica, a partir de una mirada republicana y respetuosa de las instituciones democráticas”.