Licenciado en Trabajo Social y autor de varios libros (“Votos, chapas y fideos”, “De políticos, punteros y clientes”, y las novelas: “El mar vacío” y “Olavarría”), Pablo Torres es dueño de un estilo austero (en línea con la campaña de Kicillof en la provincia de Buenos Aires) pero frontal: “el liberalismo es muy destructor, destruye la economía, destruye la calidad de vida, destruye muchas cosas de la cotidianeidad de los argentinos. Como dice Cristina: ha desordenado la vida de los argentinos” y asegura: “el gobierno de Vidal no ha sido muy distinto del nacional, aunque tuvo mucha protección mediática. Creo que los argentinos y los bonaerenses merecemos un gobierno que piense en la gente, que gobierne mirando a su población”.

Esos argumentos, sumados a los anuncios recientes que realizó Alberto Fernández respecto a la creación de un Ministerio de Vivienda, lo llevan a afirmar: “vamos a vivir mucho mejor si Alberto (Fernández) y Axel (Kicillof) son electos […] Por eso decimos que el 11 de agosto hay que votar la boleta completa del Frente de Todos”.

Torres se distingue también por su mirada inclusiva, y propone avanzar hacia un gobierno local con perspectiva de género: “Las políticas que se vayan formulando en todas las áreas deberán tener en cuenta la perspectiva de género. Crearemos un área de Equidad de Género y Promoción de Derechos, que será transversal. Su trabajo consistirá en hacer que el resto de las áreas de gobierno (salud, deporte, educación, obras públicas, seguridad, producción, etc.) definan políticas con conciencia de género y piensen al definirlas en los diversos géneros y también en la promoción de derechos de jóvenes, adultos mayores y personas con discapacidad”.