El acusado es un “empleado infiel” que, según la causa que comenzará a juzgarse mañana en los tribunales de Puerto Madryn, estafó en 35 mil dólares a su empleador.

El acusado será juzgado por “defraudación especial en la modalidad de retención indebida y administración fraudulenta”.

El debate comienza el miércoles a las 9 ante la jueza Marcela Pérez Bogado.

La denuncia fue realizada por un empresario madrynense. “En 2015 le otorgaron un poder especial a una persona de su confianza para realizar diversos trámites. Pero este sujeto empezó a vender parcelas del campo sin autorización”, indica la denuncia en el expediente judicial.

El matrimonio descubrió la maniobra cuando un día vieron movimientos de suelos en su terreno, y al consultar a las personas que estaban realizando tareas en el lote le dijeron que lo habían comprado.

Las operaciones incluso se realizaron a través de una inmobiliaria.

El empresario le revocó los tres poderes para realizar trámites que le había otorgado y efectuó la denuncia penal. La investigación culminó con la acusación y la elevación a juicio oral y público.

Fuente: Diario El Chubut