Alrededor de las 20:50 de este domingo efectivos policiales acudieron a un llamado por una persona que se encontraba en la vía pública y alcoholizada, provocando disturbios. Por tal motivo procedieron a demorarlo y descubrieron que portaba un arma de fuego.

Al llegar los refuerzos, los agentes pudieron divisar a uno de los suyos sujetando un masculino de 41 años a quien le había secuestrado la 9 mm. El hombre en cuestión se encontraba circulando por la vereda insultando a los vecinos y pateando autos sin ocasionar daños de gravedad. Debido a su forma de caminar y manejarse se podía percibir que estaba bajo los efectos del alcohol. El oficial procedió a acercarse al hombre para dialogar e impedir que la situación se agrave, sin embargo el hombre toma de su cintura un arma de fuego de puño, por lo que el agente procede a desarmarlo.

El hombre fue detenido y trasladado a una dependencia a la espera de la audiencia de control de detención. Ante la situación se dio parte al Fiscal de Turno. El arma marca Browning fue secuestrada y se corroboró que los números de serie fueron borrados y que el almacén se encontraban dos municiones.

Fuente: El Madrynense