Por las inmediaciones, una mujer policía que realizaba tareas de prevención advirtió el ruido de un cristal que se rompía y logró advertir la presencia de la femenina que con una piedra había roto la vidriera del comercio para hacerse de los zapatos.

La atacante logró ser aprehendida a los pocos metros con la colaboración de otra agente que hacía de centinela en la comisaría primera.
La detenida resulta ser una mujer de 35 años que quedó demorada en la dependencia policial durante algunas horas.

Fuente: Cholila Online