Fue antes del mediodía cuando los vehículos chocaron casi de frente y uno tras despistar terminó en posición invertida cerca del alambre perimetral de un establecimiento rural, a unos cincuenta metros de la ruta.

En el Ford Fiesta viajaban su conductor Emiliano Colil, de 27 años y un acompañante de casi la misma edad, de quien no trascendió su identidad. El otro automóvil, un Honda Fit; era tripulado por dos mujeres, Emilia Abdala, la conductora, de 79 años y Susana Astudillo de 72, la acompañante. Ambas no tuvieron consecuencias porque aparentemente el airbag del vehículo funcionó eficazmente.

El dato excluyente fue el resultado que dio la prueba de alcoholemia que le hicieron al conductor del coche que volcó: 1.60 g/l de alcohol en sangre.

Según dejaron trascender las autoridades de la Comisaría de Rawson, el auto conducido por esta persona circulaba de Rawson hacia Trelew y el otro lo hacía en sentido contrario, y alguno invadió la mano contraria cuando se produjo el accidente. De milagro no sucedió una tragedia.  

Fuente: Radio 3