El hecho se produjo momentos antes de las nueve y media de la mañana en una vivienda de planta baja y primer piso situada en las inmediaciones de Belgrano y Brown, en donde los malvivientes lograron introducirse luego que uno de ellos engañara a la propietaria que en ese momento estaba sola, diciéndole por el portero eléctrico que era el cartero.

“De entrada me preguntaron si estaba sola y dónde tenía la plata, les contesté que no tenía y revolvieron todo”, contó la mujer

Fuente: Radio 3