Andrea estaba en su casa, con el pequeño Sam. Ellos viven en Utah, Estados Unidos, pero gracias a las redes sociales este divertido acontecimiento llegó a todo el mundo. El video del episodio se hizo viral en muy poco tiempo. El niño estaba sentado, esperando que lo alimenten.

A su lado, como un alumno aplicado, Patch, el perro de la familia seguía atentamente cada orden, cada movimiento. Y entendía perfectamente lo que Andrea pretendía: que el nene dijera mamá. Y el pobre can, lo intentaba: aullaba y gruñías, cada vez que su dueña le hablaba a su bebé mostrándole cómo se decía la palabra.

“¡Mamá, mamá, mamá!”, repetía la mujer, de la que solamente se ve el brazo en el video, acercándole el tenedor con comida al nene. El pastor australiano se esfuerza tanto, que finalmente logra articular algo muy parecido a “mamá”, desesperado por un poquito de comida, y sobre todo, algo de atención.

Cuando Patch nota que logró el sonido esperado, lo repite varias veces, lo que provoca las carcajadas de Andrea, y otras personas que no salen en pantalla, pero de las que se escucha la risa.

Lo más dulce fue la reacción de Sam, el bebé, al ver que su hermano perruno había logrado no solamente decir lo que el no pudo, sino llamar la atención de su mamá, por lo que, celoso, lo empuja a un lado para que no salga en el video. La grabación se volvió viral en Youtube, y ahora está circulando por Facebook, logrando una enorme cantidad de reproducciones.

 

Perro dice "mamá" antes que un bebé