El cuerpo encontrado la pasada noche del lunes, en la ciudad de Udon Thani pertenecía a Piyawat Harikun, un adolescente de 17 años que fue hallado sin vida frente a su computadora. Pese a los intentos de reanimarlos de su padre, el padre no tuvo reacción.

La causa sería un derrame cerebral, luego de pasar una enorme cantidad de horas frente a la computadora jugando a los videojuegos. "Los padres tendrían que ser mas estricos con las horas de juego de sus hijos o podrian termina como el mio", advirtió el padre de la victima

Según trascendio en el sitio Daily Mail, el adolescente murió de un derrame cerebral en consecuencia de las interminables sesiones de juegos en internet.

Las condiciones en la que se encontró al chico, coinciden con el relato de sus padres, quien contó que aprovechaba sus vacaciones escolares desde octubre, y sus ratos libres para encerrarse en su habitación jugando a los videojuegos. Incluso, detallaron que pasaba varias noches despierto y al amanecer, corría las cortinas y seguía jugando.

Ante la prensa, el padre de Harikun advirtió sobre los peligros de los videojuegos y su adicción: "Los padres deben ser más estrictos con las horas de juego de sus hijos o podrían terminar como el mío".