En el primer semestre del 2019 se liquidaron u$s 10.718 millones, por debajo de los u$s 11.568 millones de 2018 y muy lejos, por ejemplo, del pico más alto de esa serie que fue en 2016 con u$s 13.123 millones.

En el primer semestre del año, la liquidación de agro dólares fue la menor de los últimos cinco años. Así lo confirman los datos que dio a conocer ayer la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que cuentan por el 41% de las exportaciones argentinas.

Entre enero y junio de este año se liquidaron u$s 10.718 millones, por debajo de los u$s 11.568 millones de 2018 y muy lejos, por ejemplo, del pico más alto de esa serie que fue en 2016 con u$s 13.123 millones. La liquidación fue incluso más baja que en 2015, cuando fue de u$s 10.942 millones.

El momento no es el mejor: además de las licitaciones por u$s 60 millones que todos los días realiza el Tesoro, en mayo la fuga de capitales llegó a u$s 2.496 millones, según datos que se desprenden del último informe mensual de Mercado de Cambio del Banco Central, y que es producto de la diferencia entre los ingresos totales de divisas (u$s 5.553 millones), y la formación de activos en el exterior de los sectores privados no financieros, que superaron los u$s 8.049 millones.

En las últimas horas CIARA-CEC dio a conocer que durante el mes de junio pasado las empresas del sector liquidaron la suma de u$s 2.218 millones, por debajo incluso de los u$s 2.395 millones del mes pasado, por lo que el ingreso de divisas de la agroexportación dio cuenta de una caída de u$s 177 en pleno ingreso de la cosecha.

Una comparación interanual muestra que, frente al mismo mes del año pasado, las diferencias son incluso más relevantes, ya que en junio de 2018 el ingreso fue de u$s 3.833 millones. Referentes de ese sector recuerdan que en aquél entonces, el Gobierno había realizado gestiones para que los exportadores liquidasen mayores volúmenes, ya que se adelantó el ingreso de divisas “para contribuir a combatir la inestabilidad cambiaria que se registraba entonces", explicaron.

"Si se compara la liquidación de junio pasado con el promedio de 2018 (u$s 1.684 millones mensuales), se produjo un incremento del 31,6%", indicaron desde CIARA-CEC.

Analistas sostienen que el monto total de liquidación debería ser mayor, sobre todo por los volúmenes más importantes de la cosecha este año, que según proyecciones superaría los 145 millones de toneladas, es decir, 33 millones de toneladas más que en el ciclo previo, afectado por la sequía.

En el sector se quejan de que existe una “tendencia a la primarización” pro parte del Gobierno, lo que supuestamente quedó en evidencia cuando el año pasado se eliminó el diferencial arancelario que existía para incentivar la exportación de valor agregado local y empleo doméstico. “Hay que recordar que se tomó a los subproductos industrializados de la soja como si fueran productos primarios, a diferencia del resto de los demás granos", sostienen.

Fuente: Ambito financiero