Tras aprobarse la primera gran ley económica de la presidencia de Alberto Fernández, la ley de "Solidaridad Social y Reactivación Productiva" los mercados reaccionaron de anera positiva y tanto las acciones como los bonos argentinos volaron en Wall Street y en la plaza local. 

El S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) se disparó un 5,9%, a 42.278,51 unidades, muy cerca de su máximo histórico nominal de 44.470,76 unidades, anotado el 9 de agosto, un día antes de las elecciones primarias.

La renta variable aún no experimentó una toma de ganancias ni una corrección en los precios y acumula un 23% de suba en lo que transcurrió del último mes del año", indicó Ariel Guzmán, analista de Rava.

En renta fija, los bonos no se quedaron atrás y marcaron avances de hasta 14% en los nominados en pesos, y de hasta el 7,5% en los dolarizados, entusiasmados por el combo del paquete fiscal y mayor voluntad de pago.

Los títulos en pesos operaron firmes desde el inicio de la rueda, dejando subas promedio de entre 6% y 13% tanto para el tramo CER como el Floater. Por su parte, los bonos en dólares cosecharon alzas promedio de entre 1 y 1,5 dólares para toda la curva.