De acuerdo al informe del INDEC, la utilización de la capacidad instalada se desplomó hasta el 56,2% en enero. El indicador cayó 5,4% en comparación al mismo período de 2018. La industria no levanta cabeza y la crisis ahoga al sector en una crisis que parece terminal. En enero, la utilización de la capacidad instalada se desplomó hasta el 56,2%. De acuerdo al informe del INDEC, el indicador cayó 5,4% en comparación al mismo período de 2018. De esta manera, el sector manufacturero trabajó al nivel mínimo desde julio de 2002, en medio de la megacrisis social y económico. ¿Qué sectores son los más afectados por la recesión? Desde una perspectiva interanual, alimentos y bebidas cayó del 62,7% al 57,5%, minerales no metálicos del 67,6% al 57,1% y caucho y plástico del 58,2% al 48,4%. Sin embargo, una de las ramas más golpeadas fue la industria automotriz, donde el indicador descendió del 25,6% al 15,7%. Mientras tanto, la textil cayó hasta el 31,4%, cuando hace un año atrás la utilización de la capacidad instalada alcanzaba el 57,2%.