La planta Extreme Gear, que producía para la marca Adidas en la localidad de Esteban Echeverría, cerró hoy definitivamente sus puertas y los dueños despidieron a los 50 trabajadores que quedaban. El presidente de la fábrica, Emanuel Fernández, aseguró que la inversión en la planta superaba los 15 millones de dólares y que a raíz de la crítica situación del mercado en los últimos dos años debió despedir a más de 500 operarios. Fernández atribuyó el cierre a que las compañías "importan productos terminados" y sostuvo que "los trabajadores no estaban tranquilos, estaban tristes, porque saben que no van a poder conseguir en otro lugar". La planta había sido creada en el 2011 y llegó a emplear a más de 500 trabajadores, pero debido a la caída en las ventas había ido bajando el número hasta los últimos 47 que ahora fueron despedidos. "Hoy cerró definitivamente la planta de Adidas de Esteban Echeverría dejando a 660 familias sin empleo. Hicimos un gran esfuerzo para traer esta importante fábrica a nuestro distrito. Duele saber que sus persianas no volverán a abrirse. Menos empleo es menos desarrollo", dijo el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray.