Data Diario entrevistó a Federico Fagioli, un militante popular que existe más acá del imaginario, en el día a día de todos los días, de esos militantes que recorren los barrios porque viven en los barrios, que la pelean desde la calle como la pelean millones de argentinos y argentinas que hoy están bajo la línea de la pobreza. Dice Federico: “los sectores pobres de la argentina somos un número muy importante, más del 35 % de la población; un porcentaje que va aumentar si seguimos con estas políticas”.

Volver a sufrir un gobierno antipopular como el de Macri, haría insoportable la vida (sin trabajo, sin esperanza, sin salud y sin educación)” asegura este referente de la economía popular, que además es militante del Movimiento Popular La Dignidad en el espacio del Frente Patria Grande, y candidato a Diputado Nacional (por ese frente).  

P.¿Cómo están viviendo los sectores populares las consecuencias de este modelo económico?

R.Los sectores populares estamos sufriendo las consecuencias de este modelo económico neoliberal; políticas económicas que son políticas de hambre, de miseria, de saqueo, de exclusión. Estamos viendo que estas políticas han generado un incremento impresionante de los niveles de pobreza, y de miseria y exclusión…  abandono total. Y eso se refleja no solo en la falta de trabajo sino en las condiciones de vida en las que vivimos los sectores populares. A mí me toca vivir en un barrio popular, y las condiciones en las que vivimos son espantosas. Hoy el Estado no genera políticas que generen empleo, sino todo lo contrario, va cerrando fábricas y recortando el gasto público, y por lo tanto generando cada vez más miseria, pobreza y exclusión.

P.¿Cómo responden los sectores populares a eso?

R.Obviamente no nos rendimos, y no nos ponemos de rodillas, sino que salimos como economía popular a seguir inventándonos nuestro trabajo para sobrevivir, pero no resistimos cuatro años más de este modelo económico neoliberal, de fuga de capitales y de extremo saqueo.

P.¿Cuáles son los problemas que se encuentran hoy en los barrios?

Los problemas que hoy encontramos son de todo tipo, ahí es donde se refleja la pobreza en un sentido multidimensional,  porque no solo vemos a los vecinos con problemas para poder llevar el alimento a sus casas (porque no tiene trabajo, ni tienen el poder adquisitivo para poder garantizar los alimentos básicos para su familia), sino que también vemos una pobreza estructural, es decir la no urbanización de los barrios que genera que no solo no podamos llevar el alimento a nuestras casas sino que vivamos en condiciones espantosas. Los barrios populares –que en Argentina son más de 4500, somos más de 5 millones de personas que vivimos en esos barrios– carecemos de agua potable, carecemos de cloacas, carecemos de luz, las calles son de barro, vivimos en una situación de abandono extremo, y eso es culpa de la no inversión en los sectores populares […].

Después de leer (o escuchar) a representantes sociales y políticos como Federico, podemos sospechar cómo recibieron los sectores populares la fórmula Fernández-Fernández: “Fue tomada como lo fue: excelente; una jugada estratégica y magistral, una demostración de grandeza de parte de Cristina, entendemos que en unidad es la única forma de sacar adelante este país, y derrocar al gobierno neoliberal de Cambiemos, de Macri y de Vidal. [Fernández-Fernández] Es una fórmula que hay que apoyar, y en esos mensajes de unidad tienen que estar contemplados los sectores populares y el programa de esos sectores”.