En las últimas semanas, Netflix registró una abrupta caída en sus suscripciones y en sus acciones en los mercados. Ante esta situación, la plataforma de streaming decidió empezar a implementar sanciones a aquellos usuarios que compartan sus cuentas con personas que no estén abonadas al servicio. Según la empresa, son más de 100 millones de hogares los que usan el servicio sin pagar, es decir, que alguien les compartió una contraseña.

El gigante del streaming comenzó a probar un nuevo sistema en el que cobra un adicional para compartir la cuenta con personas que no viven bajo el mismo techo. Los primeros países en los que se llevó a cabo esta estrategia fueron Chile, Costa Rica y Perú. No obstante, esta información hizo que sus acciones cayeran un 47%.

Pese a que el cambio no fue oficializado, esta prueba piloto ya generó malestar en los suscriptores de la plataforma roja.

Netflix empezará a cobrar un adicional a quienes compartan sus cuentas: las consecuencias en los usuarios

 Greg Peters, director de operaciones de Netflix, explicó durante la presentación de resultados: "Si tienes una hermana, digamos, que vive en una ciudad diferente, y quieres compartir Netflix con ella, eso es genial".

No estamos tratando de cerrar ese intercambio, pero le vamos a pedir que pague un poco más para poder compartir con ella y para que obtenga el beneficio y el valor del servicio, pero también obtenemos los ingresos asociados con esa visualización”, reconoció.

La idea de Netflix es oficializar este cambio a nivel mundial en 2023, ya que de sus 222 millones de usuarios, 100 comparten contraseña. También estudian la posibilidad de incorporar una suscripción más económica que incluirá publicidad. 

Tweet de data diario