En la Universidad Carnegie Mellon en PittsburghPensilvania, el departamento de Interfaces Futuras desarrolló un casco virtual que simula besos. Se trata de un adaptación de unas gafas de realidad virtual que pueden simular la sensación del contacto humano.

Según los expertos, este sistema recrea la sensación táctil dentro y fuera de la boca de una persona. A los lentes VR le agregaron unos transductores ultrasónicos que se ubican en la boca del individuo que los use para igualar movimientos e intensidades a las que tendría un beso

Un casco virtual que simula besos de cualquier tipo

La mujer que hizo la prueba no solo sintió los besos, sino que también experimentó en juegos con arañas, de las cuales sintió los contactos en la cara o en uno tomando un café. El aparato habría imitado la textura y el calor de la bebida.

Esto tiene que ver con juegos de realidad aumentada y se espera que este invento pueda ser utilizado en estas tecnologías. Con esto, queda muy avanzada su utilización (con mayor investigación y testeos) en el Metaverso que están desarrollando las grandes compañías.