El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, finalizó un acto de agenda en Carolina del Norte y extendió su mano derecha para saludar a alguien pero a su lado no había nadie, y generó preocupación en la opinión pública de ese país.

El Jefe de Estado norteamericano dio un discurso en la Universidad Estatal Técnica y Agrícola de Carolina del Norte, ubicada en la ciudad de Greensboro, centrado en la necesidad que tiene la nación de promover productos hechos en esa tierra y "reconstruir las cadenas de suministro y sentar las bases para la renovación económica”.

Al finalizar recibió el aplauso de sus seguidores y realizó el gesto que lo dejó desorientado a él y a los organizadores, y sembró dudas principalmente sobre su estado de salud.

La prensa estadounidense se hizo eco rápidamente de lo acontecido y dejaron trascender distintas versiones sobre lo ocurrido, como un saludo a la distancia a una persona que las cámaras no llegaron a tomar o que, por razones protocolares, debía tener a alguien a su lado pero por un error de la organización no hubo nadie.

No es la primera vez que el máximo mandatario tiene acciones que provocan incertidumbre sobre su estado cognitivo.

Por ejemplo, a comienzos de marzo encabezó un acto en la ciudad de Fort Worth, en el estado de Texas, y al terminar no sabía dónde estaba la salida del escenario, situación que en Argentina hizo recordar a la vez que el expresidente Fernando De La Rúa le sucedió algo similar en el programa televisivo de Marcelo Tinelli.

En otras ocasiones expresó datos incorrectos sobre su vida y lanzó polémicas declaraciones sobre la invasión de Rusia Ucrania.

El "saludo" de Joe Biden en Carolina del Norte

Tweet de ❀𝑬𝒊𝒍𝒆𝒎𝒔❀