Con el 96% escrutado de todas las mesas, el líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, evitaría un desempate y lograría una ventaja de más de 10 puntos que le permitirían evitar un escenario de balotaje ante el exmandatario Carlos Mesa.

Es que según los cómputos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), el presidente estiró la ventaja sobre el último margen del conteo y alcanzó un 46,86% de los sufragios contra el 36,72% que sacó el principal referente de la oposición.

"Muchas gracias al pueblo movilizado, a nuestros candidatos y candidatas, a los dirigentes, militantes y simpatizantes por este nuevo triunfo histórico. El esfuerzo y compromiso con Bolivia no han sido en vano. Hemos enfrentado tantas mentiras y el pueblo boliviano se ha impuesto", saludó Morales a sus compatriotas a través de un mensaje en su cuenta de Twitter.

Evo Morales Ayma on Twitter

Sin embargo, Mesa advirtió ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) el no reconocimiento de la victoria del actual mandatario tras catalogar los comicios como un "fraude escandaloso" y hace unos horas se reunió con embajadores de la Unión Europea para esgrimir sus argumentos. 

Carlos D. Mesa Gisbert on Twitter

En las principales ciudades se impulsaron disturbios por parte de los militantes de Comunidad Ciudadana, entre los cuales se destacan el incendio a una de las sedes de la agrupación MAS que respalda la candidatura del presidente y el derribamiento de una estatua de Hugo Chávez en la ciudad de La Paz.  

NTN24 Venezuela on Twitter