Open Markets Institute, un grupo de lobby financiado por George Soros, presentó una petición a entes reguladores de Estados Unidos para frenar la compra de la red social Twitter por parte Elon Musk.

A pesar de esto, el reclamo fue rechazado y el magnate dueño de Tesla y SpaceX pudo materializar la adquisición. 

"La transacción presenta una amenaza directa a la democracia americana y a la libertad de expresión", señaló fastidiado el organismo ligado a Soros.

Es que su preocupación es la posibilidad de que Twitter levante la censura a un sinfín de cuentas críticas de las políticas que apoya la Open Society Foundations de Soros.

El pedido de frenar la compra fue presentado a la Comisión Federal de Comunicación (FCC), responsable de regular las comunicaciones por cable, internet, radio y televisión en todo el país; a la Comisión Federal de Comercio (FTC), responsable de regular los monopolios; y al Departamento de Justicia (DOJ), ministerio de Justicia de la Casa Blanca.

Todos los entes negaron el pedido, y el FCC publicó incluso un comunicado de rechazo.

Elon Musk, por su parte, expresó su satisfacción plena con la decisión del organismo de control.

Tweet de Elon Musk

En los últimos años, Twitter se vio envuelta en acaloradas polémicas por la censura de cuentas, llegando al extremo de incluso cerrar la cuenta oficial de Donald Trump mientras ejercía la presidencia de los Estados Unidos.

La afinidad de Elon Musk con muchos de los actores públicos censurados puso en alerta al sector del Establishment “globalista” al que Soros adhiere.

EL TEXTO DEL PEDIDO RECHAZADO

George Soros quiso frenar la compra de Twitter por parte de Elon Musk