Millones de luces con diferentes motivos y colores se encienden en las calles de cada pueblo, mientras que muchos deportistas que además de su amor por el atletismo, deben entrenar a oscuras. ¿Es justo?

Esto sucede en diferentes partes del mundo. No es algo de una ciudad en particular, sino de varias.

En la ciudad de Vigo, España, un atleta alzó la voz con bronca, mientras intentaba rendir al máximo en un entrenamiento pero "debía pisar con cuidado porque no veía el camino por falta de luz.

¿Fue un amateur? ¿Un corredor popular? Nada más lejos que eso. Se trata del decatleta David Gómez, que se consagró campeón de España en cuatro oportunidades y olímpico en Atenas 2004 y Pekín 2008.

En sus redes sociales, el atleta expresó con bronca: "Se cumple la cuarta semana que tenemos que practicar el salto con pértiga sin luz. El concello de Vigo tiene muchas luces de Navidad, pero Abel Caballero (el alcalde local) no pone ni una en la pista de atletismo de Balaídos durante el año".