A diario leemos sobre accidentes en los que un auto o una camioneta atropellan a un ciclista, y muchas veces lo dejan sin vida, por maniobras bruscas o no respetar la distancia.

Los conductores no tienen en cuenta ciertos reparos para mantener la seguridad de ambas partes y esta imprudencia, en reiteradas ocasiones llevan a trágicos accidentes.

Es por eso que es de vital importancia conocer la distancia que se debe mantener entre un auto y la bicicleta, para resguardar la seguridad del ciclista.

¿Cuál es la medida correcta para evitar accidentes o malos momentos?

La distancia lateral mínima que debe haber entre un ciclista y un automóvil es de 1.5 metros.

De hecho, hay ciudades en las que se solicitan una distancia mayor en el caso de que el auto desee pasar a la bicicleta.

En Madrid, por ejemplo, se indica: "El conductor de un automóvil que pretenda realizar un adelantamiento a un ciclo o ciclomotor, o conjunto de ellos, debe realizarlo ocupando parte o la totalidad del carril contiguo o contrario, en su caso, de la calzada y guardando una anchura de seguridad de, al menos, 1,5 metros. Queda prohibido adelantar poniendo en peligro o entorpeciendo a ciclistas que circulen en sentido contrario, incluso si esos ciclistas circulan por el arcén".

En el afán de pasar al ciclista por trasladarse en una velocidad mayor, muchos conductores terminar por "llevárselos por delante" y ocasionando impactos o colisionando.

Por motivos obvios, los ciclistas suelen llevarse la peor parte en los accidentes, y en reiteradas ocasiones, perdiendo la vida.

Consejos para los ciclistas

Si bien los conductores de vehículos deberán respetar ciertas normas, y en especial tener en cuenta la distancia lateral con la bicicleta, con el fin de garantizar la seguridad y evitar accidentes, lo cierto es que los ciclistas deben tomar ciertos reparos.

Por un lado, se aconseja la utilización de un chaleco reflex o reflectante, para una fácil individualización. Así, será mucho más sencillo ver el paso del ciclista.

Al mismo tiempo, también se aconseja que el rodad cuente con luces diurnas, siendo una buena opción para tener en cuenta su presencia.