Antes de leer lo que le vamos a contar, sabemos que usted debe estar riéndose y dándole poca credibilidad a lo que el título de la nota anuncia. A pesar de ello, y que le cueste creer, es cierto.

El ejercicio y salir a correr generan beneficios a la salud, tanto física como mental, pero por sobre todo, termina siendo más importante que disponer de riqueza.

De acuerdo a un estudio realizado por las Universidades de Yale y Oxford, todas las personas que suelen mantenerse activas son más felices que aquellas que tienen una vida sedentaria, independientemente de la riqueza de cada uno.

Basándose en un estudio científico realizado a 1.2 millones de personas, los trabajos se enfocaron en seguir de cerca el comportamiento físico y el estado de ánimo mental.

La pregunta que se le hizo a cada una de las personas fue “¿Cuántas veces te ha sentido mentalmente mal en los últimos 30 días, por ejemplo, debido al estrés, la depresión o los problemas emocionales?”.

Además, también se pidió a cada uno de los encuestados que brinden datos sobre actividades físicas como también respecto a sus ingresos.

Las personas consultadas eligieron entre 75 tipos de acciones, que iban desde cortar el césped, cuidado de niños y tareas domésticas hasta levantar pesas, andar en bicicleta y correr.

Los resultados de los estudios reflejaron que los que se mantienen activos suelen ser más felices. Por ejemplo, aquellos que no hacían actividad física se sentían mal un promedio de 35 días al año, contra 18 de aquellos que corrían.

Lo ideal del entrenamiento es hacerlo entre tres y cinco veces por semana, con una duración promedio de entre 30 y 60 minutos.

Por último, los científicos también notaron que los deportes que implican socializar (deportes de equipo) tienen un efecto más positivo en su salud mental que el resto.