Dentro del CrossFit, hay un tipo de entrenamiento que se denomina AMRAP, y que significa “as many repetitions as possible”. Es decir, hacer tantas repeticiones como sea posible.

El tiempo más común es de 20 minutos, pero se pueden hacer AMRAP de cualquier límite de tiempo. El consejo, claro, es ir sumar minutos de a poco. Además, adaptarse a este formato no es fácil, porque para ello se deberá aprender a dosificar la energía a lo largo del tiempo de entrenamiento.                                                                  

Hay algunos tips que se deben tener en cuenta. Por ejemplo, durante los minutos marcados del AMRAP hay que estar siempre pendientes del reloj, para saber cuánto tardamos en hacer una serie o determinada cantidad de repeticiones.

Así se podrá dosificar mejor, para lograr el máximo rendimiento dentro del tiempo establecido. 

También es muy útil marcarse previamente un objetivo y una estrategia, y saber qué ejercicio podemos utilizar para bajar las pulsaciones, y cuál para descansar algún músculo específico o aumentar la intensidad.                                                             

Por último, hay que decir que el mayor beneficio de hacer un buen AMRAP es que permitirá ganar resistencia cardiovascular y muscular en un mismo entrenamiento. Además, se activará el metabolismo muy rápidamente, lo que traerá como consecuencia una buena quema de grasas.