¿Se puede tener un físico mejor que en la juventud a edad avanzada? ¡Claro que sí! Lo cierto es que la clave es entrenar a diario y mantener una rutina.

Además del entrenamiento físico, obviamente se debe seguir una dieta alimentaria, con la supervisión de un nutricionista.

Con 73 años, Joan MacDonald es un claro ejemplo de que si alguien tiene intención de lucir espléndida, no importa la edad, sino la vocación y dedicación.

Lo cierto es que Joan tenía una vida sedentaria, pero decidió cambiar sus hábitos y lo primero que hizo fue visitar a su médico y pedirle consejos.

A partir de allí, y respetando las indicaciones, modificó su día a día y empezó a comer de forma saludable. Además, fue al gimnasio y pidió una rutina para hacer actividad física a diario.

Así fue como pasó de tener presión alta y tener que cuidarse, a empezar a "vivir mejor".

“Sabía que tenía que hacer algo diferente. Había visto a mi madre pasar por lo mismo, tomando medicamento tras medicamento, y no quería esa vida para mí”, reconoció en diálogo con los medios.