¿La edad es un impedimento para correr? La respuesta es clara y concreta: ¡absolutamente para nada! Y el mejor ejemplo se vivió en la Carrera de Reyes, en San Carlos de Bariloche.

En la distancia de 5 kilómetros, Matilde Raquel Ardaiz Eceiza completó el recorrido con sus 85 años.

"Llegó saludando a todos y con una sonrisa de oreja a oreja", contaron desde la organización de la prueba.

Acompañada por su nieta Martina Gelardi, cruzó el arco de llegada en 52 minutos y 6 segundos, en medio de los aplausos de los espectadores y familiares que se acercaron a alentarla. Incluso, su otra nieta Georgina, completó la carrera y se sumó al grupo.

En su vida diaria, Matilde suele entrenarse sola. Todas las mañanas, a las 8 hs, se levanta y sale a trotar o caminar, según se sienta en ese momento.

Para ella, "lo importante es moverse". El lograr hacer actividad física, sin importar la exigencia, ya es un gran logro y le permite irse a la cama por las noches con la satisfacción de mantenerse vigente.

Nunca buscó correr para bajar de peso y mantenerse delgada, sino para estar en forma y sentirse vital y con energía.

Durante toda su vida caminó, sin importar la distancia. Nunca tuvo un auto, por lo que ya fueran una o 15 cuadras, iba y venía sin preocuparse en cuánto debiera caminar.

Después de vivir en Choele Choel, al jubilarse se trasladó a Bariloche, lugar donde hoy reside.

Rodeada de "varios runners" que la alentaban, de a poco se fue metiendo en las carreras. "El que hace actividad física, tiene una mejor calidad de vida asegurada", le comenta a Más Aire sin rodeos.

La competencia organizada por DT Productora tuvo una gran concurrencia, y circuitos de 10k, 5k, una correcaminata de 3k y 1k kids.

En la máxima distancia, el podio estuvo integrado por Jaime Moyano, Gastón Navarro y Gastón Mariqueo. Entre las damas, las tres primeras fueron Ruth Oñate, Natalia Yero y Ayelén Eggers.

En los 5k, Manuel Torre y Claudia Alvarado fueron los vencedores.