Aunque parezca una broma, sucedió realmente. Un hombre fue a un gimnasio que se llama "24 horas fitness" creyendo que abría las 24 horas y cuando quiso volver a su casa, se dio cuenta que hasta los empleados se habían ido y estaba encerrado.

De esa manera, contó lo que le sucedió en sus redes sociales y sus imágenes se volvieron virales.

Esto le ocurrió a Dan Hill, que reside en Sandy, Utah (en Estados Unidos). Luego de entrenar en la parte de musculatura, Dan fue a la pileta cerca de la medianoche. Su intención fue "nadar un poco para relajarse" y luego volver a su hogar para ver a su esposa, pero el día estuvo lejos de terminar tal como lo había planeado.

Cuando quiso retirarse, primero notó que la puerta estaba cerrada y más tarde se percató que el gimnasio estaba completamente vacío. Ni siquiera los empleados estaban presentes.

“Cerraron las puertas y se fueron a casa mientras yo nadaba en la piscina. ¿El nombre no sugiere que permanezcan abiertos las 24 horas?”, comentó Dan, quien publicó en sus redes sociales su comentario y ello se volvió viral.

¿Qué le respondió la esposa? "Ella se puso a reír y me aconsejó que buscara un lugar cómodo para poder dormir", recuerda.

Como respuesta de la empresa, las declaraciones fueron: “En nombre de 24 Hour Fitness, nos disculpamos con el Sr. Hill y la desafortunada experiencia que tuvo en el club 24 Hour Fitness Sandy, 10365 South 1300 East, cuando cerró el sábado por la noche”.

“Tomamos la decisión recientemente de cerrar algunos gimnasios en las horas de la noche de 12:00 a 4:00 a.m. debido al bajo uso, entre otros factores. Claramente no hicimos un buen trabajo en nuestros procedimientos de cierre para este club el sábado por la noche y reforzaremos nuestros procedimientos para que este incidente no ocurra en el futuro”, manifestaron.