La tecnología, se sabe, es el principal aliado a la hora de correr e intentar mejorar las marcas. Y esto se ve reflejado, especialmente, en el diseño de las zapatillas. Todas las grandes marcas lo saben, y por eso llevan años innovando en sus modelos. A continuación, haremos un repaso de las últimas novedades.                                                            

Reebok Floatride Run 2.0: cuenta con Floatride Foam, la amortiguación más ligera de la marca, que imprime resistencia y confort. Y la espuma EVA, que estabiliza despegues y aterrizajes.                                                                                                            

Puma Hybrid Rocket: su entresuela hybrid cuenta con dos tipos de espuma: Ignite, para el máximo retorno de energía, y perlas Nngy, para una amortiguación instantánea.    

Asics Gel-Kayano 26: Este nuevo calzado apunta a brindar una mayor estabilidad y amortiguación, con tecnología de absorción de impacto. Es un calzado ideal para los runners con pisada pronadora.

Fila Everforce (Sprinter): son muy livianas, gracias al tejido transpirable y envolvente de su diseño. Además, la suela es perfecta para los días de entrenamiento liviano.                                                                                                                              

Adidas Pulseboost HD: pensada para corredores urbanos, proporciona un mayor agarre en el asfalto y lleva la tecnología Boost HD, con pequeñas pestañas en la suela que ayudan al agarre.                                                                                                                 

Skechers Go Run Forza 3: otorga más estabilidad con la amortiguación ultraligera Flight Gen. Y tiene una malla estructural en 3D que le da sujeción y ventilación.             

Under Armour Hovr Infinite: cuenta con una amortiguación neutra y equilibrada, y fue creada para un entrenamiento de fondo.