Nike tuvo en este 2019 dos modelos de zapatillas con grandes resultados dentro del mercado.

Por un lado, las Vaporfly Next para alto rendimiento en distancias largas, y las Joyride, apuntadas al corredor que pretende participar de pruebas cortas. Tras el éxito de ambos modelos, llegan las Nike Joyride Dual Run.

Este calzado contiene microesferas ubicadas en las áreas de mayor impacto y una entresuela que incrementa la capacidad de respuesta para brindar una sensación de suavidad y rapidez.

El objetivo es potenciar el rendimiento de cada atleta en distancias menores, basándose en el sistema de amortiguación.

A diferencia del modelo anterior, en esta ocasión el calzado se vuelve más liviano, debido a que las cámaras de absorción únicamente se sitúan en el talón y en la parte media del pie, para un calce personalizado y así brindar apoyo de impacto donde más se necesite.

La entresuela incrementa la capacidad de respuesta para brindar una sensación de suavidad y rapidez. El objetivo para este nuevo modelo es ofrecer más liviandad y máximo confort.