La Selección Argentina sigue haciendo historia y emocionando a los argentinos. Hoy. venció a Francia por 80 a 66 para sacar pasaje a la final del Mundial de China 2019. Con un trabajo defensivo notable y un Luis Scola demoledor, el conjunto argentino logró ganar con personalidad este partido. Manu Ginóbili, emocionado viajó a la capital china para seguir al equipo.

El conjunto argentino lideró desde el primer cuarto jugando progresivamente de menor a mayor. Por momentos, la estructura y el orden fueron claves para mantener una distancia significativa. Tanto en el segundo cuarto como el tercer cuarto, siempre la idea fue la estructura y la diferencia en las réplicas.

Aun así, el trabajo final, sobre todo en el último cuarto, estuvo bajo las manos de Luís Scola, quién consiguió realizar 28 puntos junto con 13 rebotes. Además, sobre el último cuarto, con manos de ingeniero, el capitán consiguió 2 triples determinantes para estirar la distancia y vapulear la moral francesa. El Capitán, emocionado y con un abrazo eterno con Manu Ginóbili, dijo: "Es una muy buena victoria, era un partido difícil pero lo sacamos adelante. Este equipo tiene cosas de aquel equipo del 99'. Me dijeron que estaba loco, pero yo estaba convencido de que era así".

Sobre el partido, y ante el propio asombro de Laprovittola, dijo: “Somos un equipo muy molesto, vamos al frente y sacamos a todos de juego. Somos un rival tremendo”.

El festejo junto a Manu Ginobili:

CABB on Twitter

En el vestuario:

 

CABB on Twitter

Fuente: Doble Amarilla y @cabboficial