Una vez más, la sede de CONMEBOL en Luque será el epicentro de la rosca pura y dura del fútbol sudamericano. El organismo citó para una reunión mañana a los presidentes de River y de Flamengo.

Pero no sólo Rodolfo D'onofrio y su homónimo Landim fueron convocados. CONMEBOL también participó a Claudio Tapia, presidente de la AFA, a Rogério Caboclo, mandamás de la CBF y a Sebastián Moreno, titular de la ANFP. 

El objetivo es que, entre todos, se defina que hacer con la Final Única de la Copa Libertadores que debería disputarse el próximo 23 de noviembre en el estadio Nacional de Santiago de Chile.

Estas 48 horas serán claves. Asunción está preparada para acoger la final de la Copa Libertadores y quedarse así con las dos finales, ya que la final de la Copa Sudamericana del próximo sábado también será allí. Sino, Lima luce muy bien posicionada y, la tercera opción, es Barranquilla. ¿Dónde jugarán el Millo y el Mengao?