Si bien su paso por Boca no estuvo marcado por el éxito deportivo, el italiano Daniele De Rossi guarda el mejor recuerdo de aquel momento.

En una entrevista realizada en su país natal, el jugador aseguró: "Veo fútbol, me gusta el fútbol, pero no toqué una pelota desde que lo dejé, no extraño el fútbol. Me hubiera gustado vivir un poco más Boca, ahí dejé un pedazo del corazón. No di todo lo que tenía, todo lo que quería".

Y remarcó: "Cuando veo las imágenes del estadio, de los compañeros, aunque ahora están viviendo un momento complicado, siento que podría haber dedicado algún mes más, un año más a ese lugar, que es un lugar especial".