Después de casi dos meses de aislamiento en España, vuelve la actividad física y deportiva. Los clubes más importantes se venían preparando para este día. 

Barcelona es uno de ellos y está listo para recibir a Lionel Messi y compañía en sus instalaciones con el fin de comenzar los primeros ensayos en plena pandemia. 

Después de ser aprobada las inspecciones realizadas por LaLiga, el equipo culé podrá realizar sus prácticas pero cumpliendo con una serie de requisitos cumpliendo con el protocolo de sanidad que se exige. 

Para ser habilitado, el club azulgrana debió realizar una intensa limpieza integral en cada rincón de la Ciudad Deportiva del Barsa, la cual deberá repetirse cada dos días. Pero además, el club se equipó con distintos kits de protección para los trabajadores y futbolistas, con barbijos, guantes y soluciones desinfectantes. Este miércoles, cuando los jugadores se presenten en el predio, antes de comenzar se deberán someter a test epidemiológico y electrocardiograma y quién de positivo, deberá volver a casa. 

Los que den negativo en el test de Covid-19, podrán entrenar pero sin utilero por lo que los mismos jugadores deberán prepararse la indumentaria, abastecerse de los elementos de entrenamientos, de agua, y mantener el distanciamiento con respecto a sus compañeros. Se limitarán las tareas en el gimnasio y se hará hincapié en la práctica al aire libre.

En el vestuario se establecerán turnos para conservar una distancia no menor a los 3 metros y la intención es que siempre coincidan en esos turnos los mismos jugadores. Las duchas están prohibidas para todos.