Carlos Tévez dialogó con el programa Intratables de América y allí habló de la situación que atraviesa el fútbol argentino en la actualidad: "Tengo mi opinión, hay mucha presión de todos lados. El fútbol tiene muchos negocios, pero habiendo gente enferma y muriendo es difícil", explicó.

Y detalló: "Es dificil volver ahora con los hospitales colapsados. No podemos salir de esa realidad, para mí no es momento de volver. Después, con las empresas y los negocios del fútbol no me puedo meter. Si no podemos entrenar de acá al 10 de agosto, la fecha de la Conmebol se cambia. El club y la AFA saben que no podemos quemar etapas. No me preocupa eso, sino que la gente esté sana, que esto pase rápido y que vuelva a la normalidad. No me preocupa que la Conmebol ponga fecha, es tentativa. Si no volvemos a entrenar va a ser difícil que juguemos".

Finalmente, cerró reflexionando: "Todo esto es muy feo. Tengo gente cercana que la pasa mal, como mi suegro y mi suegra, la verdad es que los pude sacar, pero estuvieron internados. Nos tocó a todos y por suerte ellos pudieron salir. Por eso uno se siente dolido, tengo a la familia acá resguardada, tranquila. Pero esto nos agarra a todos. Uno está sensible, enojado con toda esta situación, quiero que la gente se cuide. Hay que cuidarse, hacer lo posible para que esto pase rápido".