Chile está pasando un momento crítico y delicado en el ámbito político-social que lo puso en el centro de la preocupación de diferentes países del continente, pero en especial de la propia gente que vive allí. Tras varios eventos suspendidos de índole internacional, se resolvió que no se juegue el cruce con Bolivia, programado para el 14 de noviembre en Santiago.

Previo a esta decision, la Conmebol ya había tomado la decision de que la final de la Copa Libertadores se mude hacia Lima, pese el riesgo que eso llevaba. Ahora, sin cambios en las luchas en las calles entre los carabineros y los ciudadanos, los jugadores de la Selección tomaron una nueva decisión.

El capitán de la Selección chilena, Gary Medel, expresó mediante las redes sociales el comunicado:

 

Gary Medel on Twitter