El entrenador tuvo un paso poco feliz por Boca, donde es recordado por la manera en la que se le escapó un campeonato prácticamente ganado y que finalmente terminó perdiendo contra Estudiantes. 

Sin embargo, mantiene la moral alta y aseguró: "Sería muy bueno que Riquelme me llame como Director General. Podría enseñarle muchas cosas de lo que es la táctica y estrategia en el fútbol. A Riquelme lo doy vuelta como una media hablando de táctica, le pinto la cara". 

A su vez, detalló su pensamiento táctico: "Yo estaba en contra del 4-3-1-2 que ya no se usaba más en el mundo. Al enganche lo absorbían los dos de contención. A Riquelme lo pondría suelto, no lo pondría de enganche".

Y aclaró: "Es mentira que me retiré como entrenador. Me cansó el fútbol porque no me dieron los jugadores que necesitaba. Todo lo manejan los representantes". Bombas para todos lados...